23 marzo 2009

De mis alforjas

Conferencia pronunciada en Fez hace tres años. Aquella noche conocí al malogrado Mohamed Khallaf. Y, la mañana de ese mismo día, Allal Ezzaim presentaba una obra suya en Fez.
Estoy atravesando momentos difíciles que tan solo supero en santiamenes de lucidez y, lo que es peor, tengo que hablar de mi obra. Pero, así iba a poder reencontrarme con varios amigos y conocer a otros personalmente.

No poseo la mala costumbre de hablar de mis proezas o logros en las alforjas de mis recuerdos, y, menos aún, en público y delante de eminencias.
Pero treinta años escribiendo en español, entre los treinta y siete que llevo escribiendo, son más de media vida y delatan una vida dedicada, casi de lleno, a eso de publicar lo que escribo para que lo lean los demás.
Desde 1968 no he dejado de publicar. Más de 5000 artículos y casi 1000 fotografías aparecieron en más de 50 publicaciones de 8 países me pesan en el alma hasta el punto de desmoralizarme antes de enviar una colaboración a una publicación.
Más difícil se me hace esta monografía si se tiene en cuenta que soy, casi siempre, crítico en lo que escribo aunque con las mejores intenciones de elevar y empujar hacia arriba a todos los hispanistas que escriben e intentan dar algo bueno y fructífero de sus musas. No me resulta fácil hablar de mi trayectoria como hispanista. Aún así, me permitiré ser un poco crítico con mi producción.
Comencé a escribir en Málaga en la primavera de 1975 por sugerencias de un sacerdote jesuita que iba a crear una revista que se iba a ocupar de la problemática del emigrante, tan acuciante en aquella época aunque en menor grado que en la actualidad. En los prolegómenos de la aparición de aquel primer número- que también sería el último- nos llamó la atención, mientras nos reuníamos en un café en la calle Santamaría, muy cerca del Palacio Episcopal, la presencia de gente vigilándonos.
Y apareció aquel número 1. El sacerdote acabó detenido y encarcelado mientras que yo fui despojado de mi documentación y algunas propiedades tras el registro de mi domicilio. Acudí a la Dirección de Policía acompañado por otro sacerdote tras la intercesión del mismo Arzobispo de Málaga con el Gobernador Civil para que no fueran tan drásticos conmigo. Sólo permanecí unas horas en comisaría y acabé absuelto tras haber escuchado “de todo”. Sólo después de muerto el Caudillo volví a publicar en España.
En mi primer libro se recogen textos de aquella época tan entrañable para mí.
Del 75 hasta 1980 publiqué y escribí una serie de ensayos y poemas propios de la edad. El carácter afectivo es patente aunque de todo hubo en la viña del Señor.
Al volver a Marruecos supe que Mohamed Larbi Messari y Rodolfo Gil encabezaban un proyecto que parecía imposible. Crear un periódico semanal íntegramente en español. Ante la imposibilidad de lograrlo optaron por la creación de un suplemento semanal que se llamaría Opinión Semanal, de cuya aparición y organización se encargaría nuestro amigo Saíd Jedidi en su época más dorada.
Se me propuso colaborar y el teclado de mi máquina de escribir se vería amortizado de tanto darle con mis dedos. Mis entregas semanales dejaron de ser meramente literarias y pasé a ejercer un poco de información y un poco de análisis en las páginas de Opinión Semanal.
Allí estuve, en Opinión Semanal, hasta 1991 cuando se me puso por condición el afiliarme al Partido Político que editaba ese suplemento y traducir los textos del árabe al español según sus antojos. Otro requisito era dejar de publicar en el diario casablanques “La Mañana” en el que empecé a colaborar desde los primeros números tras un encuentro con mi amiga Khadija Warid en Tetuán y en el que me propuso colaborar con aportaciones literarias.
En La Mañana he sido asiduo colaborador aunque hubo algunas intermitencias en las que tenía que abdicar y refrescar un poco mi pluma.
Creé varios suplementos en español para varios periódicos e incluso llegué a crear mi propio periódico, el “Eco de Tetuán” y del que sólo aparecieron 11 números.
Lo más significativo de mi obra como hispanista podría ser resumido en los cuatro libros que edité y que me suponen un motivo de orgullo muy significativo.
“Tetuán embrujo andalusí” se editó en 1997 por “El Eco de Tetuán” y resume cantos en prosa a la vida y a sus componentes. Un derroche de amor que fue prologado por Mohamed Larbi Messari. Este libro constituye una selección de lo escrito y publicado en diferentes periódicos entre 1976 y 1996, o sea, dos etapas. La de España y la de Marruecos.
Se imprimió en Tetuán, y resultó ser, en lo que a impresión me refiero, un auténtico desastre. Sueño con volverlo a editar en “segundas nupcias” corregido y dignificado. Se agotó a los tres meses gracias a la presentación que le hizo el Instituto Cervantes de Tetuán, dirigido entonces por Francisco Corral, actual director del Cervantes de Río de Janeiro, si mal no recuerdo, en el Instituto del Pilar
El segundo libro vio la luz en 2002. Se trataba de “Desde Tetuán, con amor”, editado por El Puente y prologado por el poeta hispanista Moufid Atimou.
Un libro que circuló con tanta rapidez que fue todo un éxito inesperado por mí.
El tercer libro fue más sorprendente aún “El cine español y Marruecos entre 1903 y 2003” editado por Tamuda-Tetuán. Un trabajo de documentación que me costó 22 años de trabajo y que tendría una exitosa acogida. Está agotado prácticamente aún sin haberlo puesto a la venta.
Tiene la peculiaridad de aunar en una cronología películas y documentales olvidados por las filmotecas nacionales tanto de España como de Marruecos.
El último de mis libros es “Divagaciones”, editado por la AEMLE “Asociación de Escritores Marroquíes en Lengua Española en febrero del 2005. No se ha puesto a la venta todavía pero, estoy seguro de que tendrá una acogida similar a la de los anteriores libros.
Estos dos últimos libros marcan una novedad en la bibliografía marroquí por llevar algunos espacios publicitarios que abarataron el coste de impresión. Hay que mencionar que nunca gocé de una beca o subvención para publicar mis cuatro libros y que, pese a figurar en cada libro el nombre de un editor, esto fue para alentar a las publicaciones “El Eco de Tetuán”, “El Puente” y “Tamuda-Tetuán”, asi como la AEMLE, a la cual acababa de incorporarme como miembro.
Algunos de mis trabajos forman parte de cuatro antologías si bien, ésta modalidad llamada “antología” ha perdido muchos enteros por el amiguismo y compadreo que tan descaradamente funcionan en muchas de ellas, aunque, al menos en mi caso, fue por méritos y no por otra cosa,
También he de mencionar que desde 2003 y gracias a mis escritos en español, mi nombre y parte de mi currículo han sido incluídos en la “Enciclopedia del Mundo Arabe” que se edita en Beirut- Líbano.
Pero, de todo lo anterior surge una interrogante crucial: ¿Cómo se puede catalogar la obra de Mgara, generalmente y dentro del hispanismo marroquí?
Hace unos días, la tarde del día en que el Rey de España entregaba en Alcalá de Henares el Premio Cervantes de este año, la Unión de Escritores de Marruecos, a la que tengo el honor de no pertenecer, celebraba en Tetuán un coloquio en que participé como invitado junto con el poeta Abderrahman El Fathi y el arabista de la Universidad de Cádiz Juan José Sandoval. Allí se habló y se intentó crear similitudes entre el hispanismo marroquí y el suramericano, lo que discutí y no quise admitir pese a reconocer que la mayoría de los doctorados obtenidos por marroquíes versan sobre temática hispanoamericana y admitir que, sólo una minoría de esos doctorados fue conseguida en España, lo que nos aleja, contextualmente, de España, y nos acerca a la literatura suramericana. Generalmente, claro.
Pero, en mi caso, mi prosa es incisiva, llena de mordientes y de insinuaciones en todo su contenido.
Es una prosa seria y sincera que brota desde lo más interior de mi espíritu sin dejar lugar para los artificios. Puede decirse que resalta por su agresividad y por la osadía en el empleo de algunas palabras que, juntas, resultan ser eclosiones de sensualidades y de arrebatos, a la vez.
No niego ser un artesano de la palabra. Por eso la suelo confeccionar sin tapujos y sin remordimientos. Escribo lo que siento sin tener reparos... perdiendo el respeto a todo y a todos, si es necesario, menos al idioma y a las palabras. Me gusta bailotear con las palabras poco usuales y que reflejan con más intensidad las realidades ocultas que no todos pueden ver de la misma manera.
A veces, lo que escribo varía entre lo romántico y lo inusual, llevando cargas emocionales encubiertas de iras y de aromáticas rimas a la par. Lo púdico se funde en lo prohibido en muchos de mis escritos, de tal manera que el lector puede dudar de lo que realmente quise decir con lo que lee con cierta confusión.
Me surgen y brotan las ideas que, luego, analizo y catalogo como publicables o no... y así voy por la vida los últimos 30 años. Escribiendo en un español y con un estilo propio que no se ajusta a ningún molde preestablecido. Y, en honor a las verdades, conmigo, el ser hispanista no fue tan ingrato como se afirma por muchos. ¿El secreto?. Es simple. Nunca he pedido nada a nadie, y, menos aún, esperar un aguinaldo. Mis libros se leen con ferocidad y tengo en las publicaciones en las que escribo a fieles lectores que me siguen la corriente y la trayectoria.
Muchas veces me escriben o llaman afectuosamente. Otras veces me paran por la calle y me preguntan si soy yo el que escribe en español... y me felicitan o hacen observaciones agradecibles. Hay veces en que se me pregunta si tengo relación familiar con el Mgara que escribe cuando escuchan mi nombre, lo que se debe a que casi nunca se publican mis fotos.
Es cierto que he leído a Celaya, Gala, Machado, Becker, Lorca, León Felipe.... y otros que han influído en mí como persona y como escritor, pero no llevo el sello de ninguno de ellos. Digamos que escribo con vuelos propios aún con el riesgo de caer desplomado por los críticos, pero no quiero evitar ser “yo mismo” ni tener mis particularidades aunque se alejen de lo literariamente ortodoxo.
Analizar mi obra no me resultaría nada fácil, si bien, admito haber vertido siempre toda la sensibilidad que en mi alma se haya abarcado. He dado a mis lectores el compendio de mis líneas sin pretender abusar de sus aprecios.
He procurado ir en línea ascendente para no defraudar a quienes me leen asíduamente. He tenido que convertir mis sentimientos en los de los demás, evitando herir sentimientos y halagar huecas vanidades. Digamos que adopto “la rebelión de las musas” para soltarles la rienda a mis sensibilidades.
Mgara, dicen las buenas lenguas, no regala nada a nadie en la prensa. Y eso es cierto. Las palabras se conquistan y los adjetivos se obtienen con el grado de sudor expirado. La prensa es un púlpito en que nadie debe poseer el derecho a mentir o a exagerar. Las columnas de la prensa son estrado de justos en que sólo se debe justificar la verdad y abolir lo inexacto y lo virtual.
Nunca dejé que nadie ensuciara mi dignidad con ningún medio. Nada puede sustituír el respeto que se pueda tener hacia simismo o el de los demás hacia una persona.
Por lo que llegué a publicar, me amenazaron con demandas judiciales varias veces, y todas esas veces, las partes enfrentadas conmigo acabaron retrocediendo en sus acaloradas amenazas. Destapando lo que podía ser nocivo me gané muchos enemigos... y no me arrepiento.
Mis cinturones son siempre de la misma medida. Los tengo bien apretados.
Volviendo a lo de analizar mi humilde obra he de decir que yo no sería capaz enmarcarla dentro de algún estilo por suponer una variante constante que se amolda a las circunstancias imperantes, aunque, en honor a la verdad, el léxico que constituye mi obra creativa está lleno de nombres de aves, flores, plantas aromáticas... palabras románticas empleadas por alguien que dice siempre que ya no hay lugar para el romanticismo en éste mare-magnum donde imperan los intereses personales o materiales, las injusticias y los desmanes.
En la prensa siempre fui constante y puntual pese a las dificultades que ello entraña siempre. Incluso dando la información, he procurado siempre salirme de los tipismos y topismos clásicos de los medios de comunicación. Me gusta la innovación y me sublevo ante la mediocridad que tanto nos atosiga en la prensa arcaica que nos acostumbran ofrecer.
No voy a negar que siempre se me ha respetado, pero no voy a ocultar que el estilo que utilizo ha provocado, en muchos de mis allegados conocidos, ciertas iras innecesarias, tomando posturas muy divergentes hacia mi persona.
Nunca quise ir en paralelo con las ideas de los demás. Poseo mis propias visiones de los acontecimientos y prefiero construir mis propias nubes de algodón para construir sobre ellas mis castillos de hadas y de sueños vispertinos.
Me gusta soñar hasta tal punto que, cuando exagero en mis convicciones soñolientas, mis ilusiones e imaginaciones llegan a impresionar y adquirir tonos de realidad. Lo siento así aunque nunca lo pude entender.
Lo que no puedo hacer, catalogando mi producción literaria o periodística, es catalogarme dentro del hispanismo marroquí o compararme con los poquísimos escritores hispanistas marroquíes. Pienso, si los demás hispanistas me lo permiten, y si no, lo seguiré pensando igual, la movida hispanista marroquí es nueva y no posee todavía ninguna confirmación.
Muchos se autodenominan como decanos y padres del hispanismo marroquí.
Otros se califican como los mejores representantes del hispanismo marroquí.
No somos, siquiera, cien, los marroquíes que hemos podido publicar, al menos, un libro durante los últimos cincuenta años, de los cuales, más de la mitad, sólo han podido publicar su tesis doctoral y nada más.
¿Vamos a hablar, con éstos datos escalofríantes, de una presencia hispanista marroquí en el contexto general de la literatura nacional? Indudablemente, yo lo haría con cautela y mucha meditación. Pienso que la literatura marroquí expresada en español necesita mucha mano de obra, muchos escritores nuevos que nos renueven y superen a los que estamos en el ocaso de nuestra producción y ofrecimientos.
Debemos apoyar a los noveles y crear en ellos ese afán de desafío que debe poseer el hispanista marroquí, ofrecerles el testigo y poder descansar en la paz Divina cuando nos llame a su seno el Omnipotente. También con el hispanismo, habremos cumplido y, sobre todo, con nuestro espíritu más inquieto.

22 marzo 2009

Momentos...

PALABRAS POSTRERAS DE UNA NOCHE QUE NO TERMINA.
No sé qué hora de la madrugada será, ni quiero. Me basto con saber el mal que llevo dentro, soy todo penas y lamentos; me cuesta dormir aún necesitándolo mi cuerpo y mi alma. Me siento peor que un manojo de nervios alterados al borde de una irreversible locura.
Estoy deshecho conmigo mismo y con quienes, creo, debieran amarme o proteger su querer hacia mí. No me encuentro, no hallo mi identidad; no me resta lo poco que poseía, el humilde don de la palabra que se me fue sin pretender desprenderme de él.
Fui cantor mientras existí. No sé que soy ahora en el ocaso de mi elocuencia. Se me confunden los sentires con las palabras. No me quedan ni alma ni espíritu. Soy una frase entrecortada, una expresión profunda y honda de la que no se entiende nada. Dicen que digo lo que no pretendo. Flagrantes, me culpan de afirmaciones insanas que no cometo y me dicen que me estoy volviendo raro, diferente, algo extraño; que, antes, no era así; que era complaciente y más amable, comprensible y considerable. En otras palabras, que ya no soy aquel que ellos querían y que querrían que yo fuera ahora.
No alcanzo entender el porqué de esta renuncia de mi mente a seguir en la brecha de mi vida. Me cuesta enfrentarme a todos que se enfrentan a mí con ánimos de vencerme y de derrotarme. Perdí mi combatibilidad y mi arrojo; yo, que fui un eterno luchador, me rindo ante las más simples de las adversidades, incluso ante energúmenos sin monta y con mente idiota.
Me cubren los índices de acusaciones ingratas e inciertas, me calumnian y llenan de adjetivos que no poseo en mis modales. Y, aún así, me sobran puñados de palabras para regalarles a quienes me atosigan.
Mi ordenador, fiel a mis atenciones, me señala que son las cuatro de la mañana de un día que no quisiera amaneciera para mí, al fin y al cabo ¿para qué voy a soñar con despertar?. ¿Qué me va a traer éste desdichado día?. ¿Una ilusión o una esperanza?. No sé qué me va a traer a éstas horas altas de las que he perdido todo sin alcanzar el descanso que casi todos buscan en la noche aunque unos pocos lo aprovechen para lo más pecaminoso y retrógrado de los actos, lejos de las normas éticas que deberían cultivar en sus fueros en vez de no cesar de vanagloriarse de sus perfecciones ficticias que ni ellos mismos se creen.
Mañana, tal vez hoy ya, me espera un encuentro con un neuropsiquiatra que tal vez me diga que nunca habré debido acercarme a su consulta. Mi mal no está en mí, sino en quienes lo notan y me lo transmiten al tenerme en cuenta que «no soy normal »y que mi comportamiento es «rarísimo». Tal vez me diga, el neurólogo, que, solo por ir a su consulta en mis condiciones, estoy realmente loco por dejarme inducir por lo que los allegados, los seres queridos me inyectan paulatinamente hasta llevarme a confundir entre el bien y el mal.
Y cumpliré años dentro de horas recordando que, cuando nací, se publicó en un diario al día siguiente de ver yo la luz que mi padre había tenido un feliz nacimiento. No sé si realmente era la palabra «feliz » la más propicia pero me honra de esa noticia que fue el Ustad quien dio instrucciones para que se publicase. No en vano, confieso que fui feliz mientras hacía de los demás seres felices; ahora me abandonan todos como a los canes viejos.
¿Porqué me abandonan y recriminan todos ahora que estoy mal, tal vez por culpa de ellos?. Yo también soy algo humano y necesito que se me ofrezca afecto sin pedirme ningún sacrificio a cambio.
Dios dirá mañana, aunque todo esté dicho hoy. Los yunques solo sirven para aguantar el rojo fundir de las almas y yo no soy más que la cara oculta del metal; tal vez oxidado por dentro, pero sigo aguantando aunque no quiero que sea por mucho. Si entre muchos me cambiaron, yo podré remediar algo mis males. Yo también empezaré a justificar mis desengaños.

Confesiones


En ésta foto estoy con el gran hispanista y gran amigo el dr. Abdellatif Limami, a quién debo mucho de lo poco que soy.
Ahmed Mgara

Confieso haber vivido lo debido, que nada me queda por desear y que he tenido cuanto he merecido.
La vida, conmigo, siempre fue o dulce o agridulce. Me dio de sus penalidades y de sus penurias lo justo y con equilibrio. No me quejo, la intensidad con que la he vivido me compensa el haberla llevado a cuestas de mi mente y de mi cuerpo.
Confieso, también, que siempre procuré ser justo, no ser ni débil ni difícil de roer, ser claro y nítido con cuanto me rodeó y con quienes conmigo se toparon.
Siempre admiré la grandeza de los humildes, la de aquellos que nunca quisieron contar lo mucho que tenían que decir de su orgullo y que ofrecían de su conocimiento sin limitar el campo de su acción.
Nunca busqué la riqueza o el exceso del dinero, me basto con lo justo para evitar la necesidad de la extensión de la mano o la rogativa humillante del préstamo. Vivir con el sudor de mi cuerpo con honradez y en lícitos trabajos siempre fue mi lema… y comer y gastar lo que fuera, pero nunca mas de lo que tenía en ese momento.
Nada le debo a ningún nacido, ni he engañado ni he dañado nunca a nadie…, y, si no acierto, que alguien cuente el mal que yo le haya causado.
Digo lo que pienso y solo callo lo que no siento. No me gusta lo pagano y cultivo la cultura del espíritu; soy claro en mis dicciones aunque dañe a quien se las presto.
Sufro en silencio cuando el mal me rodea, y digo « sí » siempre que puedo…desde Tetuán, con amor.
ahmed mgara
"Desde Tetuán... con Amor"
Ediciones "El Puente" Tetuán 2002

17 marzo 2009

Calle del Agua ...antología




Hablar de nuestra antología es decir llanamente que es el mejor trabajo recapitulativo y analítico del hispanismo marroquí que se ha publicado hasta ahora, sin olvidar las antologías realizadas por Mohamed Chakor y Sergio Macías, Carmelo Pérez Beltrán, Cristian Ricci o Bouiessef Rekab, que recogieron parte de lo publicado por los autores, ni a otras antologías que recogieron trabajos dispersos de autores marroquíes en monografías con mezcolanza con escritores de otras nacionalidades
No se ha recopilado la producción literaria de los escritores solamente, sino que se ha procedido a un individual estudio analítico algo profundo e interesante, lo que supone una novedad que beneficiará, indudablemente, a los estudiosos y facilitará el logro de cualquier monografía sobre el tema. Una obra muy incisiva y trascendental para el futuro.
Pero, lo cierto es que en esto del neohispanismo marroquí nunca podremos ser justos en nuestros análisis y catalogaciones puesto que aún no poseemos un mapa del camino, bien trazado, por cada uno de nosotros. No tenemos tendencias definidas y, menos aún, concretas inclinaciones hacia un género u otro. Tampoco están al alcance de todos los interesados todas las publicaciones; ni siquiera son conocidos los escritores lejos de su enclave geográfico. Añadiría la ausencia de una publicación en Marruecos que se pueda interesar por las publicaciones de marroquíes en español como factor clave para la total desinformación sobre el género. La no distribución de las obras a nivel nacional influye en esos desconocimientos mutuos entre escritores de una zona y otra.
Por todo ello, hemos de recordar que hay una literatura marroquí muy interesante en el sur del país y a la cual no tenemos acceso en el norte, por lo que no podemos transmitir sus noticias a la Península para que se tenga en cuenta.
Se puede hablar de libros y publicaciones que, siendo de interés, son para nosotros, simples fantasmas que no tenemos la suerte de ver y leer por esa falta de difusión y distribución.
Pero, se está haciendo un camino interesante dentro del contexto general de la literatura marroquí en general pese a que nuestra literatura expresada en español, se siga considerando como la hija ilegítima de nuestra creación y que, si sigue manteniéndose en pié, es gracias a los esfuerzos de los escritores y a algunas iniciativas procedentes de Andalucía como las de Málaga, Cádiz y la misma Fundación Dos Orillas. Instituciones y personas que creen en nuestro mensaje y en nuestra entrega.
Hay que recordar que, salvo raras excepciones, es el escritor marroquí en español quién edita y costea sus libros. Los reparte por los quioscos y librerías. Y lo que acabo de decir no debe considerarse como reevendicativo o inculpador de alguien, sino, simplemente, como una realidad que frena el impulso productivo literario puesto que no todo escritor puede permitirse el lujo de costear y editar un libro. Al respecto, muchos amigos escritores o posibles escritores me piden buscarles editor a sus proyectos cuando yo mismo no soy capaz de encontrarlo para mis libros.
El neo hispanismo marroquí ya no es una novedad surgida de la bruma, ya no somos los ingenuos de los inicios ni los que nos colgábamos en el trasero del tren intelectual en busca de poder publicar en algún periódico o revista.
Actualmente, estimados señores, hay calidad surgida de la cantidad de escritores y de sus tentativas. Hay escritores a nivel de poesía, relato, ensayo… con mucha dignidad y gran peso específico. Nadie debe olvidar a esos francotiradores que son valladares de lo hispano y de lo español en Marruecos… sin pedir ni exigir nada a nadie, sin esperar ni una palmadita en el hombro.
Hay, ya, marroquíes que dan conferencias en diferentes regiones españolas, en Instituciones y Universidades, que tienen sus obras publicadas y editadas en España y premios ganados entre escritores españoles y de Hispanoamérica. No pido para ellos ninguna reverencia, pero su trayectoria se merece un alto el camino, no como reivindicación, sino como reconocimiento de unos valores que enaltecen el gran neohispanismo con que soñamos todos… y estar, nosotros también, dentro del cascarón con la mediocridad de unos y las calidades de los que sobresalen.
No quiero dejar de recordar que en los últimos 18 meses, el neohispanismo marroquí, y el arabismo español han perdido ilustres personas e irrecuperables “activistas” de todo lo hispanomarroquí.
Primero nos dejó Abdellah Djbilou, sin anuncio previo.
Después fue José Luis Tobalina, quién, desde la revista “Tres Orillas”, construyó sus puentes.
Jacinto López Gorgé, alicantino de nacimiento y marroquí de alma, también se nos fue.
Rodolfo Gil Grimau, inigualable enciclopedia y amigo peculiar.
Y, para cerrar el colofón de nuestras pérdidas, el profesor Mohamed Khallaf, de la Facultad de Fez y que se nos fue después de treinta años de elaborar y fabricar hispanismo en las aulas de su Facultad.
Todos ellos, difíciles de recuperar y de sustituir. Descansen en paz, todos ellos.
Confío, y van 33 años, confiando en que se llegue a considerar y valorar esa literatura marroquí en español, de la que gran parte sigue siendo incógnita para muchos.
Confío en que nuestra Universidad se de cuenta de que el hispanismo es algo más que una asignatura o rama.
Gracias a la Fundación Dos Orillas y a sus francotiradores por el apoyo que se nos concede, por los mimos que se nos demuestran en todas las ocasiones.

14 marzo 2009

Calle del Agua.. en Algeciras.


LA ANTOLOGÍA “CALLE DEL AGUA” HA SIDO PRESENTADA EN EL KURSAAL DE ALGECIRAS.


En la tarde del jueves 12 de marzo 2009 ha sido presentada en el auditorio del Edificio Kursaal de Algeciras , la Antología “CALLE DEL AGUA” (Antología contemporánea de Literatura Hispanomagrebí).

La investigación crítica de esta antología ha sido llevada a cabo por cinco de los mas destacados estudiosos del fenómeno: Manuel Gahete, Abdellatif Limami , Ahmed Mohamed Mgara, José Sarria y Aziz Tazi.
En el acto han intervenido dos de los autores (Ahmed Mgara y José Sarria) , además del escritor León Cohen Mesonero(Nacido en Larache y profesor de la escuela Politécnica de Algeciras y que forma parte de los escritores a que se refiere esta antología).
Han sido presentados por Patricio González(Director de relaciones con el Norte de Marruecos) para , luego , los autores incidir en que se trata del primer estudio antológico que analiza uno de los fenómenos literarios de mayor interés ensayístico de las últimas décadas en la región del Magreb: la aparición de una literatura llevada a cabo por autores de origen magrebí que desarrollan todo su proceso creativo directamente en español, habiendo generado , durante casi seis décadas , una corriente creativa , original y floreciente , que los autores de la presente antología catalogan como “Literatura Hispanomagrebí”.
Durante un largo periodo de tiempo han ido recopilando todos los datos existentes acerca de esta singular literatura y han ido analizando los textos de los diferentes autores ;las conclusiones se presentan como un hábeas teórico junto con una muestra de los autores seleccionados , lo que hace de la actual edición el primer texto antológico con categoría ensayística . Por todo ello , CALLE DEL AGUA está llamada a ser la obra de referencia para profesores ,investigadores y críticos que deseen conocer ó profundizar en esta vertiente de la literatura en español.
Esta obra contiene la selección de ocho autores de narrativa, nueve autores de poesía y textos de autores hispanomagrebíes editados de forma individual.
Ha sido editada con la colaboración del INSTITUTO MUNICIPAL DE LIBRO de Málaga Y LA FUNDACIÓN DOS ORILLAS DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE CÁDIZ.

Algeciras a 12 de Marzo de 2009

Juan Emilio Ríos se estrena

EL POEMARIO “EL HOMBRE VERDECIDO” DE JUAN EMILIO RÍOS HA SIDO PRESENTADO EN EL ATENEO DE ALGECIRAS

En la tarde del viernes 13 de marzo ha sido presentado en el Ateneo de Algeciras, el poemario de Juan Emilio Ríos EL HOMBRE VERDECIDO que inicia una colección de cuadernos literarios en la que colabora la Fundación Dos Orillas de la Diputación de Cádiz.
Esta colección de cuadernos que se ha iniciado no sólo contempla la poesía sino que también abarcará pequeños relatos, ensayos y otras expresiones literarias de pequeño formato.

En el acto han participado el propio Juan Emilio Ríos Vera también Presidente del Ateneo “José Román” de Algeciras, Patricio González (Director de relaciones con el Norte de Marruecos-Fundación Dos Orillas) y Juan Orozco quien ha llevado a cabo la portada e ilustraciones del poemario.

Con esta nueva colección se continúan las colaboraciones culturales entre la Fundación Dos Orillas y el propio Ateneo que se iniciaron con la exposición MIGRACIONES de Manuel Aragón Pina ó con la exposición sobre MARIANO BERTUCHI que, precisamente, sigue exponiéndose en la sala del Ateneo hasta final de mes.

Algeciras a 13 de marzo de 2009

08 marzo 2009



Calle del Agua.
Teuán.. ciudad de agua

Dos de agua

El próximo jueves 12 de Marzo a las ocho de la tarde , tendrá lugar en el Auditorio del Edificio Kursaal de Algeciras, la presentación de la Antología contemporánea de literatura hispanomagrebí CALLE DEL AGUA.
Esta antología está patrocinada por la CASA DE AFRICA , INSITUTO MUNICIPAL DEL LIBRO DE MÁLAGA Y LA FUNDACIÓN DOS ORILLAS DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE CADIZ y es el primer estudio antológico que analiza uno de los fenómenos literarios de mayor interés ensayístico de las últimas décadas en la región del Magreb: la aparición de una literatura llevada a cabo por autores de origen magrebí que desarrollan su proceso creativo directamente en español, habiendo generado, durante casi seis décadas, una corriente creativa, original y floreciente, que los autores de la presente antología catalogan como "Literatura Hispanomagrebí".
La investigación crítica ha sido llevada a cabo por cinco de los más destacados estudiosos del fenómeno: Manuel Gahete, Abdellatif Limami, Ahmed Mohamed Mgara, José Sarría y Aziz Tazi.
Durante un largo periodo de tiempo han ido recopilando todos los datos existentes cerca de esta singular literatura y han ido analizando los textos de los diferentes autores. CALLE DEL AGUA está llamada a ser la obra de referencia para profesores, investigadores, y críticos que deseen conocer o profundizar en esta vertiente de la literatura en español.
En el acto del Kursaal, participarán, León Cóhen Mesonero,José Sarría, Ahmed Mgara y serán presentados por Patricio González.
También será presentado un libro de bella factura editado por Senso Unico Editions que lleva por título " Tétuán, reflejos subterráneos de la historia de una ciudad".
El libro, en francés, es de la autoría de M'hammad Benaboud, Khalid Rami, Rodolfo Gil Benumeya Grimau y Jaafar ben Elhaj Soulami, y va dedicado a la memoria del malogrado tetuaní espirituál Rodolfo Gil Grimau.
Esta obra se presentará, también, el próximo jueves 12 de marzo a las 18h de la tarde en "La Casa del Pueblo", Residencia del llorado Abdelkhalak Torres, Calle Kaid Ahmed, callejón vertiente del Feddán.
Realmente, es una gran obra que todos debes poseer para deleite del lector.
ahmed mgara

05 marzo 2009


PATRICIO GONZÁLEZ (FUNDACIÓN DOS ORILLAS) OFRECIÓ UNA CONFERENCIA EN TETUÁN SOBRE “LOS MORISCOS: UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICA”.


Con motivo de cumplirse el cuatrocientos aniversario de la expulsión de Los Moriscos de España, Patricio González(Director de Relaciones con el Norte de Marruecos) ha ofrecido hoy 3 de marzo una conferencia en el Ayuntamiento de Tetuán bajo el título LOS MORISCOS: UNA APROXIMACIÓN HISTÓRICA.


El acto(Organizado por la FUNDACIÓN DOS ORILLAS CON LA COLABORACIÓN DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE TETUÁN) al que asistió un numeroso público , fue presentado por el escritor hispanista y periodista tetuaní , Ahmed Mgara y estuvieron presentes miembros de la Corporación de la ciudad de Tetuán como el Vicepresidente Abdeslamm Dammoun, así como diversas personas del mundo de la cultura y público en general.


Patricio basó su conferencia en el significado real de la cuestión morisca a medida que avanza la Reconquista, tratándose de un grupo especial que era conocido en la España cristiana con el nombre de mudéjar (Voz derivada del árabe “mudajjan” que quiere decir “tributario”), no suponiendo ninguna situación intolerable para los musulmanes que aceptaron de buen grado esta convivencia . Pero esta situación se quebró poco después de 1492, cuando se trató de convertir a la fuerza a los musulmanes , destacando El Cardenal Cisneros (Fundador de la Inquisición) como uno de los principales desencadenantes para obtener las conversiones con todo tipo de castigos. Esta situación fue extendiéndose por todos los reinos hasta hacer insoportable esta convivencia que acaba , finalmente , con su expulsión en 1609.

Este año van a tener lugar diversos congresos sobre los moriscos (Túnez, Extremadura y el propio Kursaal de Algeciras serán testigos de ello.


Tetuán a 3 de marzo de 2009

01 marzo 2009

Hispanismo



El hispanismo como credo intelectual

Seguiré con mi expresión en el mejor Castellano que esté a mi alcance. No pretenderé nunca superar mis limitaciones idiomáticas para complacer a quienes no creen en el hispanismo crucial de quienes, a parte de expresar nuestros ritos y nuestros duelos en español, amamos a esa tierra donde - muchos siglos atrás -se crearon las más bellas normas de convivencia nunca conocidas en otras tierras del mudo. Al Andalus que se llegó a resquebrajar por intereses creados, Toledo y el más sabio de los Alfonsos- aún llevando nombre de lotería, décimo- y de los que no lo eran también, la tolerancia ecuánime… La España del alma, en resumen de cuentas.
Mi hispanismo no es altruista. Nunca pretendí usar el español para obtener favores algunos…para eso hubiera empleado el francés o el árabe que también domino y que no quiero emplear. Tengo una deuda secular con la tierra de donde emigraron mis antepasados, de Almería a Marrakech, hace algo más de cinco siglos según las crónicas. En aquellas tierras aún revolotean las cenizas de mis antepasados en revuelos continuos aunque muchos "nibelungos" cuyos ascendientes se establecieron en España posteriormente no puedan entender de "esas raíces" que - aún sin aportarnos nada- son un regocijo y una rima que concluye cada suspiro aunque del alma no salga.

Uniendo Orillas ... con versos.


En la foto vemos a Paloma Fernández Gomá, Patricio González, Enrique Baena y Ramón Tarrío.

CON NUMEROSA ASISTENCIA DE PÚBLICO SE PRESENTÓ EN LA FUNCDACIÓN DOS ORILLAS DE LA DIPUTACIÓN DE CÁDIZ, EN ALGECIRAS, EL LIBRO ACERCANDO ORILLAS DE PALOMA FERNÁNDEZ GOMA.
COMENZÓ EL ACTO PATRTCIO GONZÁLEZ, DIRECTOR DE RELACIONES CON EL NORTE DE MARRUECOS, HACIENDO LAS PRESENTACIONES. DESPUÉS INTERVINO ENRIQUE BAENA, CATEDRÁTICO DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA, QUE DEFINIÓ LA POESÍA DE PALOMA FERNÁNDEZ GOMA EN SU DIMENSIÓN TEMPORAL Y ESPACIAL, GLOSANDO SU OBRA Y EL PODER DE ACERCAMIENTO COMUNICATIVO QUE SOSTIENEN SUS VERSOS. LA AUTORA LEYÓ ALGUNOS DE SUS POEMAS Y PUSO FIN AL ACTO EL CANTAUTOR RAMÓN TARRÍO MUSICALIZANDO ALGUNOS DE LOS POEMAS DE PALOMA FERNÁNDEZ GOMA, QUE FUERON MUY ACLAMADOS POR EL PÚBLICO.
ACERCANDO ORILLAS: ES UN LIBRO DESDE LA PROXIMIDAD, MIRANDO HACIA LA DISTANCIA QUE SEPARA LAS DOS ORILLAS DEL ESTRECHO DE GIBRALATAR, SIEMPRE TENDIENDO LA PALABRA COMO VÍNCULO DE AMISTAD Y DE ENTENDIMIENTO ENTRE LOS PUEBLOS, HOMBRES Y MUJERES QUE CONVIVIMOS A AMBOS LADOS DEL ESTRECHO.
QUIZÁS EL POEMA TITULADO “TENDAMOS LA PALABRA” EXPRSE EN SU CONTENIDO TODO EL MENSAJE QUE CONTIENE EL LIBRO.
EN SUS VERSOS PODEMOS LEER:

“QUÉ SENDA DE PROFUNDO ABISMO
ENCIERRA LA RAÍZ DE LA MUERTE,
ESGRIMIENDO UNA PROMESA OLVIDADA
DE MITOS IMPOSIBLES,
AJORCAS DE TRISTEZA
Y UNA MADRUGADA ROTA
DE SINGLADURAS A LA DERIVA.

TENDAMOS LA PALABRA
PARA ESTRECHAR HORIZONTES
HASTA HACER BROTAR EL MANATIAL DE LA RAZÓN,
QUE LAS MANos TRENCEN LA RED DEL VERSO
DONDE HABITE UNA LUMINARIA DE PAZ,
UN ESTRECHO DE ESPERANZA
DONDE HAYA DE GERMINAR LA VIDA.”


ESTAMOS ANTE UN LIBRO ESCRITO CON ESTILO DIRECTO Y VITAL DONDE LAS IMÁGENES Y LAS METÁFORAS SON EL CAUCE QUE ABRE LA AUTORA PARA EXPRESAR EL SENTIDO DE SUS VERSOS, EL SENTIMIENTO QUE ENCIERRA SU POESÍA, SOBREPASANDO LO INMEDIATO HASTA LLEGAR AL ENUNCIADO DEL MENSAJE QUE LLEVA IMPLÍCITO SU LIBRO, LLENO DE CONNOTACIONES, DIÁFANO, A VECES ABSTRACTO, PERO SIEMPRE DENTRO DE LA REALIDAD QUE CIRCUNDA EL MOMENTO EN QUE VIVIMOS.



El manuscrito de los sueños es un poemario del poeta chileno Sergio Macías y que fue traducido por Abdeslam Mesbah, intelectual natural de Chauen y que vive en Casablanca.
Conociendo la gran obra de Macías y la gran labor interpretativa de Mesbah se puede decir que la publicación de esta traducción encumbra más aún la poética profunda y romántica de Macías.
El libro fue editado por Unicaja y la Fundación Vipren y en los dos idiomas.
Enhorabuena

Acercando Orillas desde el Kursaal


Paloma Fernández Gomá presenta en el Edificio Kursaal su libro de poemas “Acercando Orillas”

El auditorio del Edificio Kursaal fue escenario en la tarde del miércoles 25 de febrero de la presentación del libro de poemas “Acercando Orillas”, de Paloma Fernández Gomá (Madrid 1953), en un acto organizado por la Fundación Dos Orillas de la Diputación Provincial de Cádiz, que edita y patrocina el libro. En la presentación han estado presentes, además de la autora, el escritor Enrique Baena y el director de Relaciones con el Norte de Marruecos, Patricio González. También ha intervenido el cantautor algecireño afincado en Ceuta Ramón Tarrío, que ha interpretado algunos de los poemas de este libro que él ha incluido en su nuevo disco, que lleva por título “Ángeles del desierto”.
“Acercando Orillas” es un libro desde la proximidad, mirando hacia la distancia que separan las dos orillas del Estrecho de Gibraltar, siempre tendiendo la mano como vínculo de amistad y de entendimiento entre los pueblos, hombres y mujeres que conviven a ambos lados del Estrecho. Quizás el poema titulado “Tendamos la palabra” exprese en su contenido todo el mensaje del libro.
Estamos ante un libro escrito en estilo directo y vital, donde las imágenes y las metáforas son el cauce que abre la autora para expresar el sentido de sus versos, el sentimiento que encierra su poesía, sobrepasando lo inmediato hasta llegar al enunciado de un mensaje implícito en su poesía, lleno de connotaciones, diáfano, a veces abstracto, de la realidad que circunda el momento actual.


Algeciras, 25 de febrero de 2009

Patricio González hablará de los moriscos


Patricio González, encargado por la Junta de Andalucía de Cooperación con el Norte de Marruecos, disertará el próximo martes 3 de marzo a las 6 de la tarde en la Sala de Plenos del Ayuntamiento de Tetuán - Al Baladiya - sobre:
"Los Moriscos, una aproximación histórica" .
Organizan: la "Fundación Dos Orillas" de la Diputación de Cádiz y el Ayuntamiento de Tetuán.