Entradas

Mostrando entradas de junio, 2006

EL JARDIN DE LOS ENAMORADOS

Dedicado a Mohamed Chakor. Estando a solas conmigo mismo y buscando mi ser, me hallé, de repente, entre enrejados matorrales y enredadas ramas. Soñé que empezaba a despertar. La timidez de los rayos del alba invitaba a soñar aún envuelta en un frescor púrpura que - poco a mucho - se acercaba a la mar en fulminantes e inciertos pasos. La ciudad dormía aún mientras se revolvía entre las espinadas sábanas de la desesperanza en su lecho de orgullo y nostalgias. Aún dormía mi ciudad, embriagada de jazmines y de damas de noche; los gallos exornaban el silencio con su oración…y la última cena aún no se había acabado. La ciudad dormía, y yo, más dormido que despierto, paseaba mi soledad herida por el desamor del Jardín de los Enamorados. Aquel jardín, antaño amuleto de idilios y arco de Cupido, era todo un templo de sensuales sensibilidades; en él, el tiempo corría con la velocidad de la gacela que
El boxeador Por: Moufid Atimou La luz del alba penetraba gélida en sus ojos, y el aire, difícilmente respirado, llenaba sus pulmones pasando después a calentar sus manos con los varios soplos que él hacía para evitar que se congelase. Pan con aceite de oliva, café con leche y un vaso de zumo de naranja eran el desayuno que le tenía que mantener dos horas en movimiento, en sincronizados movimientos; esquivando e intentando evitar golpes, los fuertes golpes del entrenador o los azarosos golpes de algún principiante o de algún amigo. El camino entre el gimnasio y su casa era él de entre la vida y la muerte, o la vida y la Vida…Eran unos veinticuatro minutos que él tenía que recorrer, a veces, sin ver a ninguna persona, a pesar de que Tetuán ya se contaba de entre las ciudades pobladas del país. Sólo perros que no sabían si atacarle o no, porque no sabían

EL OLIVO SECO... DE TANTOS SIGLOS / AHMED MGARA

EL OLIVO SECO Por: Ahmed Mohamed Mgara Postrado ante la majestuosidad del Dersa y del Gorguez se diluyen mis lágrimas ancestrales, se vierten en mis lacrimales los destellos de tiempos lejanos de siglos desfasados. Con mis raíces abrazando los rayos del sol, vivo mis recuerdos más lejanos, recuerdos en los que yo, aún no me podía despegar de mis suelos profanos. Recuerdo, vagamente, cómo seres altivos me regaban con los sudores de sus frentes y con las lluvias de sus rezos y de sus blasfemias.... Hasta que me pude mantener en pié y alzar mi vuelo hacia nubes andalusíes y alpujarreñas que sobrevolaban el techo de mis nostalgias. Y ahora, cansado de ires y de venires de aires inclementes, abdico del trono de mis alturas y dejo humedecer mis costillas con los vientos del Poniente mediterráneo que sopla como alas de magi
KABILEÑO, O EL DERSOU OUZALA DEL MEDIO ATLAS MARROQUI de Salvador López Becerra Abdellatif LIMAMI Universidad de Rabat Cuando empecé la lectura de esta obra, en una de estas INOLVIDABLES noches malagueñas, en compañía de entrañables amigos, cada uno con sus altibajos, no pude dejar de pensar en mi época de estudiante en la Universidad de Toulouse Le-Mirail en Francia….Fue allí, en el cine club de St. Agne, donde descubrí los grandes del cine mundial, y las obras maestras cinematográficas de todos los tiempos. Entonces, la lectura de Kabileño, en aquella noche nochera, no cesó de traerme al recuerdo constantemente la película Dersou Ouzala, del director japonés Akira Kurosawa. Había dejado mesa y manjar, para acomodarme al suelo, como un f

DOS POEMAS Y UN POETA

ÉRASE UNA VEZ LA PRENSA Dedicado a Tissir Allouni, en su soledad. Por: Mouhcine Aroudame. Cuando se calle la voz de la conciencia Cuando se agote la ciencia de la paciencia Cuando los justos tiren la toalla Y la verdad esté arrestada Vaya a donde vaya Cuando la incertidumbre Se convierta en costumbre Y los animales superen En bondad al hombre Cuando vean la verdad censurada Y la mentira aplaudida Sepan ustedes que es entonces Cuando se quema la esperanza Que es entonces Cuando la humanidad pueda decir: Érase una vez la prensa. El agua y la serpiente Yo fui el agua Pura y transparente Tú fuiste la serpiente fría y ardua En mi inocencia te bañaste De mi dulzura te aprovechaste Y a tus oscuras entrañas me enviaste Me olvidé de que tú eres una serpiente De sangre fría no caliente Mas

RELATO

¿ME QUERIAS O NO? Por Moufid Atimou. No podía levantarse de su cama sin antes quedarse unos quince minutos pensando en él, en lo que estaría haciendo, en los metros y los milímetros por donde caminaba. El no se interesaba por ella, verla o pasar meses sin saber nada de ella le daba totalmente igual; para él ella era algo así como amiga, vecina o un poco menos. « Eres como la luz que ilumina mi camino, ya no me puedo fijar en nadie, quedarme contigo es lo que busco y buscaré. » Le decía a él cuando le visitaba en su campo. El, sin dejar de interesarse por la tierra y sin perder el tiempo, le contestaba para no quedarse callado: « Tú también eres una joya, eres una gran persona…eres una chica especial. » El pueblo era casi una ciudad, ya se veían más coches que vacas y caballos, ya se rompía el silencio por el ruido de lo

La berbéritude païenne du roman maghrébin de langue française.

La berbéritude païenne du roman maghrébin de langue française contestée dans l’essai doctoral de Mohammed-Saâd Zemmouri Par: SOSSE ALAOUI MOHAMMED “Les genres littéraires, écrit Yves Mabin, sont universels. Certains ont leur origine dans un pays précis. L’essai est un genre d’origine française.”- In Eric Vigne, L’Essai, Ed. MAEF, 1997, p.7. Quant à l’essai doctoral de Mohammed Saâd Zemmouri dont nous abordons “la lecture théorique rétrospective” – Louis Altusser et al., Lire le Capital I, Ed. Maspéro, Paris, 1973, p.16 - , il constitue un sous-genre du premier, puisqu’il provient d’une thèse de doctorat d’Etat intitulée : Présence berbère et Nostalgie païenne dans la Littérature maghrébine de Langue française – Imp. Al Topress, Tanger, 2000, 185 p. Or, la problématique que soulève son corpus littéraire, en particulier romanesque, maghrébin de lang

DIVAN SUFI, DE MOHAMED CHAKOR/ M. ATIMOU

Poco de mucho que se puede decir sobre el Diván Sufí de Chakor Gracias a Dios hemos conocido a través del hispanismo a personas que hacen que el hecho de tener la lengua española como remos o como mar sea una hermosa navegación...Digo remos aunque el señor Mohamed CHakor la tuvo y la tiene como alas con las que sobrevuela el cielo de lo místico surcando el camino de lo sublime, de lo sencillo, excelso y admirable. Las alas de la Fe nos permiten remontar los peldaños de la luz. Gracias a Dios hemos conocido a través de bondadosas y grandes personas un hispanismo sano, fuerte, un hispanismo sólido que nos hace enorgullecernos de aportar de vez en cuando granitos diminutos de arena y estar con los que más hacen y más trabajan en el dominio. Agradezco desde esta ventana al señor Mohamed Chakor su gentileza, le felicito por su gran trabajo y espero que los hispanistas prosigan en este ardua, hermosa y necesaria labor: La expresió

Moufid Atimou, el poeta de los bellos versos

las horas Despiadadas corren las horas cuándo las maltratas soñando con otras. Andando despiadadas las horas, te entorpecen la marcha, retaradan tus pasos hacia el hoy. Déjame mirar hacia ese tibio rincón, donde el tiempo ya se paró; ya terminó, ya marcando su reloj la misma hora, el último minuto vivo del pasado. Déjame preguntar a los algarrobos, a los castaños, a los pinos, cuándo contemplaron por primera vez el mar. ¿Cómo era el sol que los veía crecer? y ¿ quién estuvo allí sentado, cansado, en sus sombras? Despiadadas corren las horas cuándo las maltratas soñando con otras. Déjame restaurar ese retrato, mirar en él a aquel hombre que no conocí; déjame verlo joven, niño que juega con un reloj, en un tibio rincón. Moufid ATimou

Hispanismo y arabismo...perfecta conjugación.

Por: Ahmed Mohamed Mgara Desde Tetuán con amor... al hispanismo marroquí y al arabismo español. Hoy nace en Marruecos un ventanal para el hispanismo marroquí, desde una de las ubicaciones más sinceras del hispanismo marroquí o, lo que es lo mismo, de la literatura marroquí de expresión en español. Nos abrimos a todos cuantos marroquíes quieran expresarse en español o escribir en otros idiomas sobre esa faceta olvidada, tal vez oprimida, de la literatura marroquí. Personalmente, siendo escritor con cuatro libros publicados en español y formando parte de cinco antologías entre las de España, Marruecos y Estados Unidos, reconozco que la literatura marroquí no se ha aupado aún al pedestal que le corresponde. No por el nivel de sus producciones, sino por la falta de apoyo o su inadecuación. Nadie ha podido remediar la ausencia de nuestra literatura marroquí de los altares pese a su apogeo y auge, ni las Instituciones, ni las Universidades ni las asociaciones... por lo que el hispanista ma