Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2006
SUEÑOS ANDALUSÍES
(Relato)
Del libro "Divagaciones" de su autor Ahmed Mohamed Mgara , AEMLE, 2005
En la plaza de la Iglesia de mi pueblo, Río Martín, se reunían cada tarde unos viejecillos que celebraban sus nostalgias avivándolas con recuerdos de edades ya lejanas.
Casi nunca faltaban a la cita y siempre estaban, al menos, dos o tres de ellos que se ponían a hablar de sus peripecias y de los avatares de sus años mozos, ya muy lejanos.
Una de esas tardes, me senté sobre un banquillo de piedra que había en el jardín, de espaldas a donde ellos se dejaban reposar con sus tertulias, pero muy cerca de ellos para poder oír lo que hablaba cada uno en aquella apacible tarde con tanto ardor y tanta pasión.
Empezaron a hablar de las noticias del mediodía, de las iras de algunos gobernantes y de las guerras que se declaraban en países lejanos, hablaron de fútbol y de muchas cosas más hasta que u…
ENCUENTRO EN EL FEDDÁN.
(Relato)
Del libro "El cine español y Marruecos" de su autor Ahmed Mohamed Mgata /Tamuda, 2004

Todos los pueblos poseen en las alforjas de sus usos y de sus costumbres un gracejo comprensible y repleto de astucias pese lo incrédulo e imposible de creer nada más oír sus episodios. El gracejo popular suele ser chistoso y, por ello, variopinto y multidimensional; a veces molesto y otras relajante.
Lo anterior se me ocurrió al recordar lo ocurrido en la terraza de un cafetín del Feddán Tetuán cuando se hallaron en mesas contiguas Layachi, un verdulero de Anyara, cerca de Tetuán, y Pocholo antiguo vendedor ambulante de helados en Río Martín y natural de Osuna, pueblo cercano a Sevilla.
Los dos eran jubilados y el encuentro los hizo rememorar vivencias lejanas llenas de imaginaciones y de ese gracejo inofensivo y que denota... una capacidad de inventiva infinitamen…

del Diario de un periodista

AL BORDE DEL DESENLACE
Relato muy corto POR: Ahmed Mohamed Mgara

Tenía una labor que llevar a cabo los últimos días del verano.
La visibilidad en la mar aún era aceptable y las olas no se habían rebelado contra lo estáticas que fueron durante los dos últimos meses de verano.
Tenía que acudir a diferentes puntos, supuestamente, de partida de pateras o lanchas de inmigrantes ilegales. Estuve en varios sitios olfateando y preguntando a gentes con quienes me iba cruzando en diferentes orillas, sin aparentar que estaba muy interesado... y, de todo hubo en la viña del Señor, como se suele decir.
Probablemente, lo más espeluznante y alarmante que ví fue muy ocasional en una de las montañas o laderas cercanas al Estrecho.
Centenas de africanos de color estaban agolpados y agrupados en grupos diseminados. Inmóviles …

MALAGA E IRAQ

IRAQ, MÁLAGA Y UN DOLOR MÁS.
Relato muy corto.
Por/ Ahmed Mohamed Mgara

Talal era un joven iraquí que estudiaba económicas o empresariales en Málaga y su amiga Caroline era escocesa y estudiaba Idiomas. Con los dos coincidí en un curso acelerado de "Esperanto" en la Facultad de Filosofía y Letras de la ciudad del Cenachero, a finales de la década de los años setenta. Talal y Caroline eran novios y estaban unidos por más de un sentimiento de amor. Me daba la impresión que eran la misma persona.
Después de cada sesión del curso salíamos de la Facultad y nos dirigíamos a Chinitas para sentarnos en alguna bodega o cafetería un rato de diálogo y de convivencia que, muchas veces se alargaba a horas de charla y buena tertulia.
Algunas veces, Caroline se iba antes que nosotros para recibir las llamadas telefónicas de sus…