A mi triciclo.

A mi triciclo.

Juntos compartimos duros golpes y sublimes caídas.
Aún recuerdo las arrugadas manos de mi padre y sus surcados dedos posándose sobre mis hombros cuando tú y yo emprendíamos aquellos fantasiosos viajes de escasos metros en el pasillo de mi casa o sobre los auricos adoquines de la Plaza de la Iglesia de Río Martín.
Sobre tí, mis sueños sobrevolaban las nubes a grupa de veloces alegrías y, me daba la impresión que solo en tus pedales mis pies hallaban la plena libertad
Y tus ruedas de espuma volaban sobre los versos de mi niñez, ya lejana.

Ahmed Mohamed Mgara

Comentarios

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.