Patricio González nos habla de los libros


HISTORIA DEL LIBRO Y LA BIBLIOTECA


Fue Eduardo D´Amicis quien escribió aquello de que “El destino de muchos hombres ha dependido de que en su casa paterna haya ó no haya habido una biblioteca “.

Realmente no hay nada más difícil y personal que una antología de libros. Y a mi me da la impresión de que alguien estuviera pidiendo a un médico, que no te conoce de nada, la lista de medicamentos que debes tomar.

Un libro hay que elegirlo como un amor, personalmente. Ir descubriendo, lentamente, qué autores le alimentan a uno. Con cuales se enriquece. Por ello, toda biblioteca auténtica tiene que ser como un autorretrato de su dueño.


Por eso un buen lector sabe que ha de irse quedando, cada vez , con menos volúmenes , pero más suyos . Lo que hace falta es que sean libros muy leídos, porque el que no soporta dos lecturas es que no merece ninguna. Y lo mismo que un amigo solo llega a serlo después de muchos años de trato, igual un libro: lo es cuando nos ha ido acompañando desde la juventud hasta la madurez.

Una buena lectura es un placer, pero también un trabajo. Y si el lector al leerlo, no pone, al menos , la mitad del esfuerzo que invirtió su autor en escribirlo , lo más probable es que los dos queden infecundos .

Qué gusto, en cambio, cuando la biblioteca es tu reino y puedes decir como aquel personaje de Shakespeare que renunciaba a una posesión : “Mi biblioteca es un ducado suficientemente grande .” Qué hermoso cuando tu biblioteca es la despensa y el hospital de tu alma. Cuando en ella te llenas de vida y te curas de las heridas del tiempo. Cuando se descubre que lo único malo de las bibliotecas personales es que uno no puede llevarlas consigo a la eternidad. Esperemos que arriba no falten esos libros que a uno le hicieron lo que es.
Patricio González

Comentarios

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.