¿Y porque “Adiós al hispanismo”?

Por H.Hantout Seidel

Yo aconsejaría a todos los HISPANISTAS marroquíes, o a los escritores en lengua castellana, o a los escritores marroquíes en español, ¡qué más da como sea dicha esta frase!, ¡lo somos y ya está! ¡Lo quieran “ellos” o no! Lo principal queridos escritores marroquíes, es que seamos unos buenos intelectuales capaces de valernos por nosotros mismos en cualquier idioma que sea, es esto lo que más importa y es esto lo que más molesta por el “otro lado”.

Yo hace tiempo que me aprendí esta “lección española”.
Desde muy joven trabajé en medio de un espacio intelectual español, en la misma capital del que fuera el Protectorado Español y donde más se notaba este fenómeno de españoles privilegiados, de que el marroquí nunca tiene que pretender ser un HISPANISTA, aunque hemos sido colonizados por “ellos”, no nos quieren ni siquiera como “al producto español que somos” y si algunos de nosotros lo llegamos a ser y lo seguimos siendo hoy, es porque nos escurrimos de sus manos, lo que no pudieron evitar.
Gran parte de mi vida la he vivido en este mismo espacio y nunca disimularon lo molestos que se sienten cuando un intelectual tetuaní hispanista, se atrevía a estar presente en esos “sus espacios reservados - prohibido el paso”. En estos mismos periodos la ciudad de Tetuán disponía de varias buenas casas editoras para la publicación de libros en español y si repasamos los catálogos de entonces nos daríamos cuenta que en ellas no figuran más que autores españoles que escriben temas sobre Marruecos cuyos gastos estaban cubiertos por los prosupuestos reservados a los diferentes Centros de Estudios Marroquíes y bajo la Alta Comisaría Española en Tetuán.

Aquí tengo que recordar nuevamente, que el interés colonial español siempre ha sido y será que los marroquíes siguiéramos en nuestros espacios determinados, en nuestro idioma el árabe y nada mas, entonces de verdad que nos respetaban porque de este modo no molestábamos en sus trabajos intelectuales, ellos sí que tenían y siguen teniendo ese derecho a tocar temas nuestros marroquíes, ser arabistas, traductores, lo que atrajo mucho durante el franquismo y por eso encontraron muchas facilidades por parte del mismo régimen y aunque el pasado es el pasado la “cosa” sigue con la nueva generación de españoles que siguen viniendo y siguen escribiendo sobre nosotros, de nuestras costumbres de nuestro modo de vida de nuestra arquitectura, de los andalusíes y de sus relaciones anteriores con la otra orilla.
Aquí quisiera dejar bien claro, que en ningún momento, en absoluto me desagrada que los extranjeros vengan a Marruecos y escriban sobre nuestra sociedad, sobre nuestra historia o sobre cualquier tema que les atraiga, a mi también me hubiera gustado estar con vosotros y cambiar impresiones de los que habéis escrito que muy a menudo ciertas notas son equivocadas por falta de buenas fuentes que están allí muy cerquita con la presencia de cualquier marroquí hispanista o no, ustedes siempre serán los bien venidos a nuestro País, del mismo modo que hago el reproche lamentablemente a los españoles que no nos aprecian cuando nos expresamos o escribimos en el idioma de Cervantes, también reprocho que sigan negándose, hacen todo por borrar, por no recordar o por no informar a los jóvenes españoles de hoy en día, es necesario que conozcan esa época vivida por sus propios antepasados en la famosa “Acción de España en Marruecos”, la prueba lo encontramos en esas series televisivas (TVE en la 1 y en la int.) muy de modo, bien hechas, con una gran audiencia española que desconocen por completo la verdadera Historia del Colonialismo Español en Marruecos al televisar: “Amar en tiempos revueltos”, en los primeros capítulos de “Cuéntame como pasó” y últimamente en la serie: “El 14 de Abril :La Republica”, todas ellas se desarrollan en el mismo periodo en que España tiene mucho que ver con Marruecos: “La guerra del Rif “ “El desastre de Annual”,, “el lanzamiento de gases tóxicos sobre el Rif”. Algunos de los militares políticos mencionados en esta ultima serie, son los mismos que ocuparon altos cargos coloniales durante el protectorado, igualmente esta frase histórica muy española que significa mucho entre nuestras relaciones la de Francisco Franco cuando aún era nada mas que Jefe de la Legión a Miguel Primo de Rivera y Orbaneja quien quiso optar por iniciar el abandono del Protectorado en Marruecos, entonces Franco le hace cambiar de opinión con estas palabras…
“…este suelo que pisamos, Señor Presidente, es terreno de España, porque ha sido adquirido por el mas alto precio y pagado con la mas cara moneda: la sangre española derramada. Cuando nosotros pedimos seguir adelante no es por nuestra comodidad y conveniencia, pues bien sabemos que, al cumplir la orden de avance, la vanguardia nos corresponde a nosotros y el camino de la conquista va regado por nuestra sangre y escoltado por los muertos que dejamos en la marcha. Rechazamos la idea de retroceder, pues estamos persuadidos de que España se halla en condiciones de dominar la zona que le corresponde y de imponer su autoridad en Marruecos…”
La historia de España del siglo XX, escrita o llevada a la pantalla, no se puede hacer sin la Historia de Marruecos. ¡Hagamos memoria por favor!
.
Yo también soy una de las marroquíes hispanistas, que ha sido manipulada, primero por un conocido escritor español que vive en Marruecos del norte, en un estupendo cuadro intelectual permitiéndose llevar a cabo su proyecto. Nos conocimos y una vez hechas las presentaciones cambiamos impresiones como escritores que somos y se interesó por uno de mis trabajos cuyo argumento es una “novela apasionante vivida” - memorias durantes los tres distintos protectorados habidos en Marruecos. Y empieza la promesa como español que es, ofreciéndome su ayuda incondicional, para la publicación de este libro sin yo habérselo pedido en ningún momento. Se llevó el manuscrito ya bien preparado y después ni visto ni conocido…a pesar de los varios correos electrónicos que le enviaba, donde le pedía a este señor, nada mas que me devolviera mi manuscrito y que no pasaba nada si no se puede o no se ha publicado el libro por no gustar o por no interesar o por cualquier motivo que sea. Nunca me contestó hasta hoy en día con lo fácil que resulta hacerlo por Internet y, claro, tampoco recuperé mi manuscrito y de esto hace más de cuatro largos años, de todos modos lleva inscrita y registrada la fecha de los derechos de autor en Marruecos.
Por todos es sabido que las mejores obras son las que se publican por una buena editorial y es precisamente una de estas editoras la que me ha hecho la otra “faena” y ocurrió durante una de esas “Jornadas Hispánicas en Marruecos”, que tiene lugar siempre en una ciudad adecuada y bien escogida del Norte de Marruecos con eso de la lengua española, con el fin de reunir a Hispanistas o a escritores marroquíes en la lengua de Cervantes, en un cuadro de amistad y cordialidad con eso de las buenas relaciones “hispano-marroquíes” donde se organizan cenas, comidas y charlas; pero que al final, son ellos siempre los que hablan durante “esas jornadas”, de lo que hacen y de lo que van a hacer ellos de sus “trabajos” y no de “nuestros trabajos” y de lo que nosotros podamos proponer.
Terminadas “estas jornadas”, se van convencidos de que nos sentimos halagados con sus presencias entre nosotros que les esperábamos confiados y aquí se acaba todo el “teatro” hasta las próximas jornadas en que nuevamente se levantará el mismo telón y asistiremos a una ¿nueva o misma obra? Pero yo hace tiempo que he dejado de asistir a ese teatro…
Y es aquí, en este mismo ambiente de estas famosas jornadas que me ví nuevamente y estúpidamente involucrada con otros dos importantes manuscritos (trabajo de investigación-temas sobre mi País), pero esta vez he sido engañada nada menos que por alguien bien introducido y con un cargo bien determinado: relaciones universitarias entre España-Marruecos del Norte. Este señor, da la casualidad de que es al mismo tiempo responsable y representante de una famosa casa editorial en la “otra orilla”, en una ciudad andaluza cerquita a “nuestra orilla”, especializada nada menos que en temas del mundo árabe en general, es obvio que en ningún momento pensé “mal”, sobre todo que la propuesta venia de este “señor de categoría” como diríamos nosotros por aquí y para hacer las cosas correctas le entregué el manuscrito en presencia de otro conocido escritor hispanista marroquí.
Aquí tampoco faltó al principio, la correspondencia electrónica de rigor entre las dos partes para dicha publicación, sobre todo para determinar las condiciones y el modelo de contrato y llegar a uno acuerdo legal por las dos partes. Poco a poco esta correspondencia se iba perdiendo… Los días, los meses, los años iban pasando, ya no había contestación alguna a mi correo y nunca mas supe hasta que fui de esta orilla a la otra, personalmente a recuperar mi manuscrito. Pero no me fui hasta terminar de ojear los libros publicados por esta misma casa editora expuesta en bonitos escaparates visibles en una bonita calle que no podían pasar desapercibidos para nadie, que daban envidia, todos escritos por autores españoles.
Pero yo nunca diré “que me han tomado el pelo”, yo sigo escribiendo a pesar de todo, porque me gusta, siento esa maravillosa necesidad de hacerlo, sobre todo que soy de la tercera edad y con ello no me da tiempo aburrirme hay que saber ocupar el tiempo que es oro. Son ellos los que pierden al engañar a los intelectuales hispanistas marroquíes, porque se engañan a si mismos y poco a poco, con eso de que las noticias por “Internet” corren mas de prisa que un relámpago, van adquiriendo esa mala fama en los medios intelectuales entre los otros países, sobre todo europeos, incluso los que también nos colonizaron, pero que nos acogen mucho mejor cuando coincidimos en sus idiomas y nos lo merecemos hasta con premios literarios porque “nuestra literatura” resulta atractiva e interesante, y añado que algunos de ellos ocupan en la actualidad, no solamente puestos de altos cargos como emigrantes intelectuales, sino responsabilidades como ser ministra o diputado entre los europeos; lo que no pasa en España con tanta emigración que ha habido
Hasta ahora, España, cuando se refiere a los marroquíes, generalmente dan como referencia a los españoles la imagen de los que atraviesan las dos orillas en pateras. Menos mal que nuevos tiempos están llegando y el mundo va a dar otra vuelta completamente desconocida, es hora de que todos nos pongamos a trabajar sin contar con la ayuda de nadie y no despreciemos ser HISPANISTA marroquíes que después de todo es un Más valioso que tenemos y podemos hasta presumir de ella, es por lo menos lo que a mi me pasa, me siento orgullosa con mi “HISPANISMO a la marroquí.”

Me parece estupendo que vuelvas a tu “publicación del periódico bilingüe”, hay que animarse y no perder ni la esperanza, ni la intelectualidad cuando la tenemos, no hay que despreciarla, sino mimarla y extenderla como se merece. Estoy segura que encontraras colaboradores deseosos de compartir contigo el mismo proyecto !Adelante!
Y no digas que ya no formas parte del HISPANISMO MARROQUI, eso no se puede borrar porque hemos vivido con él muchísimo tiempo, querámoslo o no, yo mejor diría que no queremos ser HISPANISTAS ESPANOLES y con ello no quiero ofender a nadie, que no es lo nuestro, es otro cosa muy distinta y añadiría incluso que también fuimos “colonizados” por buenos “colonizadores” humanistas en la discreción, aunque suena un algo raro estas ultimas palabras, que todo esto forma parte de nuestra historia vivida con España, con Francia con Internacionales tangerinos, veamos en estas tres colonizaciones la parte positiva y atraparla con las dos manos, dentro de lo que cabe, lo mejor que en ella encontremos, o lo mejor que hemos sabido escoger, hasta podemos considerarnos mas valiosos que otros…, después de todo, somos un país multicultural con mucha riqueza de por medio que muchos ignoran de nosotros ¡Aprovechémosla y seamos positivos con nuestros propios valores!
Gracias a ti, autor de este articulo “Adiós al hispanismo”, con él me has dado la oportunidad de escribir y de expresarme como hispanista marroquí que soy que guste o no guste, porque a mi me gusta y seguiré haciéndolo hasta cuando Dios quiera…

Comentarios

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.