Hispanismo Marroquí, visión particular. IV. Por Ahmed Mgara.

Hispanismo Marroquí, visión particular. IV.
                           Por Ahmed Mgara.


10- PERSPECTIVAS DEL NEO-HISPANISMO.

Cuando se habla del Neo hispanismo marroquí como una tendencia literaria en el contexto literario marroquí nos hallamos con una novedad que dista de ser una « moda pasajera », una tendencia, relativamente moderna por haber surgido en los años 40, pero que obtuvo su propia estela a partir de los años 80.
Detrás del fenómeno han estado personas e Instituciones que le dieron forma a esta nueva, pero madura, tendencia. Buenas voluntades que han apoyado a los marroquíes que escriben en español incondicionalmente, en trances o continuamente, hasta llegar al bagaje que actualmente llena las bibliotecas privadas  públicas de varios países.
Una literatura novel que ya conoce la pubertad gracias a una producción constante aún con diferentes calidades y niveles.

Los estudios monográficos que hemos ido publicando, varios interesados, en diferentes púlpitos editoriales o que hemos ido pronunciando en coloquios internacionales y conferencias en diversas salas de asociaciones, instituciones, fundaciones  universidades, son fiel reflejo del interés suscitado.
No se pueden olvidar ni las tesinas de licenciatura, ni las tesis doctorales que han tenido lugar en diferentes países sobre el Hispanismo marroquí, neo hispanismo marroquí o literatura marroquí expresada en español, las últimas décadas.
Un interés generado gracias a una producción cada vez más fructífera y a las publicaciones de varios escritores marroquíes que han ido sacando a la luz sus « musas » con pasos pausados pero con resultados benignos en las más de las veces, en todos los géneros literarios clásicos e innovadores.
Pero, sobre todo, hay que insistir en dos puntos claves:
1-             El futuro del Hispanismo Marroquí está en el Sur de Marruecos.
2-             El Hispanismo Marroquí está estrictamente unido al Arabismo Español.
Lo que no gusta a todos, lógicamente.
En no pocas veces me paré a meditar lo que es realmente el hispanismo  marroquí y, sobre todo, procurar alcanzar la realidad de esa tendencia prefabricada por muchos y en la que hemos caído algunos para despojarnos de cierta identidad y perdernos en la inopia de "no ser nada".
Personalmente, empecé a publicar en prensa en septiembre de 1968 casi por casualidad, pero en el idioma árabe.
Fue en 1974, estando en Málaga como estudiante, cuando conocí al "Cura Comunista”, como le llamaban por sus progresistas ideas... y empecé a escribir en español en prensa, catálogos de artistas y panfletos de parroquias.
Cuarenta años después, me toca hacer un balance de una etapa brillosa y difícil que data entre 1981 y 2015, que fue el tiempo en que comenzó una experiencia peculiar que se instauró al fraguarse la idea del suplemento en español en L´Opinion por parte de Mohamed Larbi Messari y Rodolfo Gil Grimau, hasta la actualidad, momento de declive del hispanismo marroquí y de quienes creíamos estar ejercitando un ideal intelectual. Casi treinta y cinco años de lucha y de sacrificio, de constancia y perseverancia, para mantener a flote el castellano como medio de comunicación y foro de entendimiento entre pueblos de diferentes orillas mediterráneas y oceánicas. Siete lustros de sufrimientos, decepciones, desengaños y, a ráfagas, de buenos recuerdos.

No se puede negar que los pocos que navegábamos en esa barca lo hacíamos sin solidaridad ni colaboración de mención por parte de Instituciones Españolas afincadas en Marruecos. Artículos de prensa, creación de suplementos en español, organización de coloquios, montaje de conferencias, presentaciones de publicaciones, bibliografía en español... y toda una labor que está allí, en los anales del recuerdo y en las mugrientas páginas de la literatura marroquí escrita en español, o literatucha española garabateada por marroquíes como la denominaría un profesor de hispánicas de Fes.
Muchos años que pasamos, algunos ilusos, creyendo que el hecho de escribir en español iba a beneficiar el bien común y a nuestros dos pueblos.
Desgraciadamente, muchos marroquíes fuimos manipulados por editoriales, Universidades, Asociaciones Institucionales y por almas de honestidad limitada.
Nos han plagiado, han editado producciones nuestras sin respetar los derechos de autor, nos han dejado de pagar compensaciones acordadas por trabajos concretos, a algunos les dieron premios ficticios.... Nos tomaron el pelo, peninsularmente, a muchos, aunque de diferentes maneras.
Lógicamente, hubo también gente buena y seria, honrada y con firmes compromisos intelectuales.
Lo que me mueve ahora es la cantidad de estocadas innecesarias que, desde la querida y amada Andalucía, la bien querida Andalucía, se nos han ido dando y brindando a muchos de los marroquíes que osamos escribir en español, con más o menor clase o calidad, pero que teníamos- tenemos- el atrevimiento de expresarnos en un idioma que no es el nuestro (somos extranjeros en España pese a que algunos tengamos orígenes del Ándalus).
Me mueven recuerdos pésimos de décadas anteriores y de días pasados... un abanico de sinsabores y de ingratitudes, de errores pretendidos e intereses creados que son tan xenófobos como la más aberrante muestra de odio hacia el moro, pero con finura y logística administrativa como tapadera
Claro que las decepciones y los simbólicos cortes de manga que he ido recibiendo- de vez en cuando- limitarán las columnas de la publicación y tendrán en cuenta esos agravios, siempre bien justificados, de algunos de nuestros matemáticos amigos andaluces. Y, para que se sepa, al menos para mi humilde persona, ya no formo parte del referido hispanismo marroquí. Soy un escritor marroquí en español... y santas pascuas.
El idioma español es patrimonio de la humanidad, y la pertenencia a ese bloque llamado hispanismo ya no me llena, no me convence, está podrida en muchos de sus sectores, la han ultrajado y ensuciado varios intelectuales que, en nombre de la honradez, han empañado la imagen de lo que, para , fue "el hispanismo marroquí"
Mientras tanto, visionaré de mejor manera el poco futuro que me queda por compartir con “la buena hente” que quiera compartir conmigo el proyecto “abrazos fraternos… a través de la escritura” pero como escritor en español. Nunca como hispanista.
11- ¿CÓMO SE VE AL “OTRO” POR PARTE DE LA LITERATURA MARROQUÍ EXPRESADA EN ESPAÑOL?

Teniendo en cuenta que la literatura marroquí expresada en español supone una minoría dentro de la literatura nacional, cabe preguntarse hasta qué punto decisorio puede influir en las convicciones de los lectores marroquíes respecto a la visión adquirida sobre España y todo lo español.
Evidentemente, nuestra aportación es multicultural. Los hispanistas marroquíes somos, todos, políglotas, y la mayoría podemos escribir, publicar y disertar en varios idiomas aunque acabamos eligiendo, casi siempre, el español; más bien para dar a conocer nuestra producción, embadurnada de detalles y afinidades que acaban dando a conocer nuestra visión de lo hispano a través, incluso, de lo marroquí.
Es una literatura- fusión. Hay dos fuentes de raíces enredadas en un solo enjambre que engalana a nuestra literatura de atavismos y de altivez. Y digo que es fusión por suponer una doble posibilidad, que conozcamos al otro, y que éste también acabe conociéndonos un poco... y, todo ello, por medio de la lectura de nuestras sensaciones más afectivas e intencionadas... algo así como la complementación del hispanismo marroquí por el arabismo y africanismo españoles, aforismos y multiculturalidad, en resumen.

Hay que preguntarse, por tanto, si realmente existe “el otro” o somos nosotros mismos parte de ese otro por ser, de raíz, una continuidad de una arraigada raza arábigo andalusí que conserva aún sus ritos y ritmos de vida como legado, y, lo que es crucial, por suponer una extensión multidimensional de las dos literaturas:
De la española porque somos defensores incondicionales de la expresión española en contra de muchas corrientes.
Y de la marroquí por suponer una minoría que posee más peso y renombre que muchos nombres consagrados a nivel nacional, pero apagados e improductivos por falta de creatividad o por ser repetitivos hasta el aburrimiento.
No gozamos, casi, de ningún apoyo salvo rarísimas excepciones... pero hacemos mucho para que se conozca nuestra labor en la otra orilla y que conozcan, nuestros lectores, lo que representa España y todo lo español para nosotros.
   Somos vínculo entre dos culturas, unimos lo que separaron Hércules y el Estrecho con nuestra voz y con nuestra rima.
Buscamos la armonía y la comprensión de todos hacia todos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.