Al alma de Mohamed Khallaf

Al alma de Mohamed Khallaf.
Por: Ahmed Mohamed Mgara

Se apagarán en los valles todas las luces, se quemarán las ceras bajo la ira de Nerón, pero las praderas y las alturas nunca dejarán de iluminarse con tu sapiencia.
Se secarán lagunas, valles y acequias. Se secarán los mares bajo su sombra, pero nunca dejará de fluir tu conocimiento en las venas de cuantos aprendimos de ti algo interesante.
Perderán las aves su vuelo pero nunca conocerá, tu labor docente, pérdida alguna de sus alas bondadosas.
…Y solo quedará el húmedo olor del saber en las aulas de la Facultad, tristes se sentirán las aulas que nunca te volverán a abrazar entre sus paredes, tristes y amargadas se verán aquellas puertas carcomidas que nunca se volverán a atravesar por tu grácil cuerpo. Se cerrarán esas puertas, pero nunca se cerrarán mis ojos ante tus recuerdos.
En las paredes estará impregnada tu treintena de años impartiendo saber y conocimiento a valores del futuro, tal vez invisibles, pero merodeando los huecos de los techos y de los suspiros. Ahí estarán las semillas que plantaste, hechas árboles que dan frutos y sombras para los cobijos, frutos de la vida y del saber que viven bajo la luna y sobre los rayos de las estrellas.
Se marchitarán las flores de los edenes y las hojas de los árboles abrazarán el polvo del olvido, pero, amigo Khallaf, cada febrero me devolverá la golondrina que llevó tu vuelo y la alondra que vistió la túnica negra de tu despedida.
Mi tristeza hiere, maldice… y recuerda amargamente ese puñado de cartas que me escribiste en diferentes ocasiones con plumas llenas de sensualidad y de afecto. No traiciono tu recuerdo, no niego tu consejo, amigo Khallaf.
Si existe la paz… has de descansar entre sus algodonadas olas de jazmín, cerca del maná de la fuente del amor que reparte bendición a las almas bondadosas.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
fue un gran hombre

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.