Tetuán es

luna suspendida

en el atardecer,

olor y el sopor

de unos suaves labios


de amor mojados,

secos de hambre.



Porque en Tetuan

el Minotauro sale

de su cueva,

juega a esconderse

y me atrapa.



Es la paradoja

del pan y del

garbanzo caliente,

servido humeante

por los hombres

cuando el día

corre su velo.



Es el color de la

gena y el de

un azul cielo,

que con el viento

se entremezcla

y enfurecidamente

se adhiere a

la entrada, al suelo

y a la pared de

cada casa y techo.

Miles de alfombras

que se hacen

voladoras cuando

a nuestros pies

extienden.




No hay más mar

que el que inunda

Xauen en cada

camino, por las mañanas.

Las miradas de

los niños contradicen

la espesura azul

de tus portadas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.

Chari Expresati será homenajeada en Tetuán.