ENRIQUE MORENTE, en la memoria.
Por: Ahmed Mgara.

En 1994, escasos días de serle otorgado por el Ministerio de Cultura de España el Premio Nacional de Música, siendo el primer cantaor que lo obtenía, Enrique Morente tenía que dar un concierto en la Casa de la Cultura de Tetuán.

A tal evento acudí con una cámara de vídeo profesional que me prestó mi amigo Younes Boukhobza, quién se iba a encargar –al mismo tiempo- del sonido del concierto y, sabiendo de la posibilidad de que no se permitiera grabar en vídeo por parte de la organización y del mismo equipo acompañante del gran cantaor, preparé una estrategia para conseguir un favor excepcional del mismo Enrique Morente.

Hablé con el Conserje convenciéndolo de que el no iba a entenderse con los músicos españoles que iban a actuar para que me diera los llaves de los camerinos para, de esta forma, poder hablar con Morente directamente del asunto, a lo que accedió el gentil hombre.

Al Llegar Morente y su equipo de músicos, los recibí en la entrada indicándoles que los camerinos estaban a su disposición. Saludó a algunos de los presentes en el hall de la Casa de la Cultura con las consiguientes fotografías de turno y me llamó para acompañarles a los camerinos. Una vez Morente en su camerino le dije que quería grabar un vídeo y que se lo pensaba enseñar su amigo Abdessadak Chekara que estaba hospitalizado en Rabat (con quien trabajó varias veces desde el estreno de Macama Jonda de Pepe Heredia Maya – primer flamencólogo en la universidad española que había fallecido en enero del 2010 -), obra estrenada en 1983 en el Manuel de Falla de Granada. Morente habló con un acompañante suyo para que se me permitiera grabar con dos condiciones:
La primera era rodar o grabar sin trípode.

La segunda era que nadie, exceptuando a Chekara, pueda ver el vídeo hasta después de su muerte, (la de Morente mismo).

Me ví en un aprieto por tener dispuesto el trípode en un lugar preferencial con las extensiones de los cables listos para enchufar instantes antes de empezar el concierto, pero accedí, a la primera condición creyendo que la segunda era una simple broma.
Avisé al señor Boukhobza para recoger los cables y ponérmelos en el escenario. Tomé la decisión de rodar desde el escenario, con perfiles y por detrás, para variar. Los cables se tendieron, esta vez, en el escenario y los acoplé a la cámara para que el sonido esté en condiciones.

Volví al pasillo donde estaban los dos camerinos para cerrarlos después de salir los músicos. Entonces salió Enrique y me llamó dentro de su camerino para hacerme prometerle que nadie vería ese vídeo excepto Chekara. Se lo prometí, y cumplí la promesa aunque el maestro Abdessadak Chekara nunca llegó a ver esa grabación pese a que sabía de la misma desde que fui a verle tras su regreso de Rabat, pero lo posponemos para mejores momentos, según me propuso el mismo Chekara, quien falleció el último día de octubre de 1998.

Enrique Morente, que nació en Granada el 25 de diciembre  de 1942, falleció el 10 de diciembre 2010 en Madrid. Entonces me vi en la obligación de proyectar ese vídeo después de casi seis años guardado. Busque la cinta entre los centenares de vídeos de la videoteca y tomé la decisión de que el II Encuentro Hispano Marroquí de Poesía de Tetuán iba  a ser en memoria de Enrique Morente.

El día 9 de abril 2011 a las 10h 30 se proyectó ese vídeo por primera vez en La Casa de la Cultura de Tetuán en presencia del entonces Cónsul General del Reino de España don Javier Jiménez Ugarte, la soprano Samira Kadiri, el Director de Dar Sanaa señor Anas Sordo, el difunto señor Taieb Bakkali y un gran número de interesados tanto músicos como intelectuales de la ciudad.

La memoria de Enrique Morente y su paso por Tetuán quedó plasmada en ese vídeo y en una antología que editamos en aquél entonces gracias a la colaboración logística de la dirección Regional de Cultura, entonces con sede en Tetuán, y la Asociación para el Desarrollo de las Artes y de la Cultura (A.D.A.C). La portada del libro antológico “Marruecos, en español” llevaba una fotografía del Feddan, obra de García Cortés, participando en la misma, poetas de España, Portugal, Uruguay, Argentina, México y Marruecos.


Descanse en Paz el alma de Enrique Morente, excepcional artista que hizo mucho por el acercamiento de nuestros pueblos a través de su voz y composiciones como cantaor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hispanismo Marroquí.