Experiencias de mujer



Antonio Moreno Ayora

VEINTICUATRO RETRATOS DE MUJER
Paloma FERNÁNDEZ GOMÁ

Fundación Municipal de Cultura José Luis Cano, Algeciras, 2007, 141 págs.


Paloma Fernández Gomá, escritora que irradia su creación desde la cálida ciudad de Algeciras, que tiene ya en su haber más de una docena de obras editadas, que ha sido incluida en numerosas antologías (como Ellas también cuentan o Final de entrega. Antología de poetas contra la violencia de género, coordinada por Balbina Prior) y que en los últimos años dirige la excelente revista de creación y crítica Tres orillas, presenta ahora esta nueva edición de Veinticuatro retratos de mujer. Es esta una obra donde se aglutinan un conjunto de breves relatos hilvanados en torno a diferentes vivencias que tienen al alma femenina como protagonista y al solar hispano de tiempos remotos o actuales como condicionante del argumento.
El primero de estos relatos, “Neyka”, de evidente raigambre mítica, se centra en la llegada a Cádiz de una nave de guerreros acaudillados por Ulises, inquieto por descubrir el amor de las sirenas. En el siguiente, “Tulia”, ambientado en época romana, se teje la historia de un amor frustrado por la soledad y el hastío. Más adelante, “Benanzaina”, símbolo de la infelicidad impuesta, o “Zuleima”, víctima del amor que arrasa la tragedia, representan todo el encanto y la crudeza del mundo árabe. Los argumentos de otras historias, como “Sara”, “La Perla” o “Paulina”, ahondarán, respectivamente, en el dolor y la tragedia, en la pasión y los celos, en el engaño y la frustración. Aunque no todos, la mayoría de estos relatos describen los estados de infelicidad de unas protagonistas que viven su soledad y sus cambios de fortuna (“Antonia Gómez”), la ruptura entre sus sueños y la realidad (“Elvira”), o que se presentan como ejemplos de esfuerzo y superación (“Dorotea”) o como seres perjudicados por la adversidad y el destino (“Tessy”).
La acción, con frecuencia, transcurre en ciudades andaluzas como Ronda, Antequera, Benamejí, Sevilla… En aguas de Tarifa, precisamente, se ambienta la acción del último relato, “Rabea”, la trágica y enternecedora historia de una inmigrante que hasta el último momento luchó por que su hijo naciera “en la orilla de la libertad”. De esta manera, el libro de Fernández Gomá no solo conjunta experiencias y avatares de mujeres de distintas épocas históricas, sino también una alta calidad literaria que proviene de la descripción de personas y paisajes. Las sensaciones del paisaje, frecuentemente marino (“En lo más alto de las olas se columpiaba una gaviota”) se alían a la par con las emociones del amor (“se miraban a los ojos como si quisieran coger estrellas”), y al fin acaban aunándose en una misma palpitación anímica: “Qué más puede desear una mujer: el amor y el mar”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

VI Encuentro Hispano Marroquí de Poesía.

Tetuaníes en Madrid, Madridistas por el mundo.

Ahmed Mgara, gana el: XII Certamen de Poesía Encuentros por la Paz de San Pablo de Buceite.