Literatura marroquí en español… ¿hacia dónde?

Literatura marroquí en español… ¿hacia dónde?


Siempre que asisto a algún encuentro con hispanistas marroquíes acabo saliendo con deducciones de diferente matiz y de dispares alcances, lo que hace que me desvirtúe de definiciones anteriores para sustituirlas con nuevas determinaciones para que sirvan de nuevas referencias.
Casi cuarenta y cinco años publicando en español en prensa y antologías, además de los libros propios, junto con los encuentros antes mencionados y las deducciones de los amigos y analistas del “gremio” me hacen certificar que:

-                Las definiciones de diferentes instituciones, físicas y morales, del Hispanismo no pueden ser aplicables en su integridad a la literatura marroquí escrita en español. Tampoco las aplicaría a escritores españoles de origen marroquí por el hecho de publicar y mediatizarse como españoles.
-                Diferenciar en la terminología de “hispanistas” entre los escritores, periodistas, profesores de español… con el fin de poder hacer una catalogación aproximativa de las diferentes vertientes de ese hispanismo.

Personalmente, pienso que va siendo hora de sumergirnos en la búsqueda y valorización de nuestra literatura escrita en español, en castellano básicamente.
En lo que concierne la enseñanza del español a nivel académico pienso que su declive se escapa a los medios y a las limitaciones de los profesores tanto de institutos como de las facultades. El Ministerio correspondiente organiza y plantes –si es que lo hace- una política nada acorde con las aspiraciones de los estudiantes con vista a su futuro en el medio laboral. Un título universitario logrado en España está en desventaja con el logrado en algún país francófono.
De ahí podemos explicarnos y entender la masiva huida del alumnado marroquí de la enseñanza secundaria y universitaria de los departamentos de español. Lo que urge solventar con prontitud para evitar más retroceso.
No es menos cierto que en las tres últimas décadas resultaba el aprendizaje del español como una vía de escape hacia España para poder trabajar o estudiar, lo que dejó de ser factible por las complicaciones encontradas a la hora de pretender conseguir esas aspiraciones.

Criticar es fácil, y desprestigiar lo es más aún. Hace falta obrar con prácticas y no con teorías emocionales que ni el viento se lleva. Va siendo momento de parar esta hemorragia del hispanismo en Marruecos, obrar con proyectos de corto y de largo alcance.
Urge, también, buscar vías para crear una empresa a nivel nacional que pueda editar libros en español, distribuirlos para que puedan ser leídos en cualquier ciudad del país, buscar medios o maneras de intercambio entre los escritores sin tener en cuenta su profesión, estatal o liberal, que no tiene nada que ver con la creatividad literaria o con la investigación en diferentes terrenos.

Entre muchos se podrá hacer del hispanismo marroquí una buena ramificación de la “Marca Marruecos”.

Queda abierto el debate con ideas constructivas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hispanismo Marroquí.