22 julio 2009

La paz reina en San Pablo de Buceite

VII TALLERES POR LA PAZ DE SAN PABLO DE BUCEITE.
El pasado martes 21 de julio 2009 dieron comienzo en Distrito San Pablo de Buciete los séptimos Talleres por la paz, un acontecimiento anual que mueve a todos los contornos de la zona por las actividades que reúne.
-Raúl Perales Acedo, Director General del Instituto Andaluz de la Juventud presidió el acto inaugural en representación de la Junta de Andalucía, en presencia de Pascual Collado, Alcalde de Jimena y de Andrés Beffa, Presidente de la Junta Municipal de Distrito de San Pablo de Buceite y Teniente de Alcalde de Jimena durante los últimos 22 años
Junto con el escritor Juan José Téllez, fui invitado a los actos inaugurales en los que leí la siguiente intervención:
Me honra y enorgullece el hecho de estar nuevamente en ésta tierra de amor y paz. Me engalana el alma y la alegra, el volver San Pablo para reencontrarme con un rincón del alma que tiene por vacación natural “buscar la paz” y crear en las noveles generaciones “la cultura más pacífica y pacifista que pueda poseer el ser humano”.
En un mundo donde los valores han ido desapareciendo y sustituidos por insanos materialismos, aquí suena y resuena la palabra más humana y más valiosa de la historia del universo. Paz.
La historia contemporánea está llena de nombres que se rebelaron contra la opresión y contra los actos bélicos en diferentes puntos del Universo. Grandes revoltosos contra la maldad y el no respeto de los derechos mínimos del ser humano. A todos ellos hay que unir el nombre de este Distrito de San Pablo de Buceite como flamante defensor de esos derechos del ser universal que sufre en su piel y en su moral las injusticias de la tiranía y de la opresión.
Muchos deberían seguir el ejemplo de nuestro querido Distrito puesto que, aquí, estáis inyectando en la ciudadanía, en nosotros, una serie de valores bien intencionados con vistas al futuro partiendo del presente. Nos estáis enseñando que ya no debe haber lugar en el mundo para otra cosa que no sea la paz, el amor, el respeto al otro y la comprensión o entendimiento de las diferencias entre las etnias. No hemos de buscar la paz, sino luchar para conseguirla y dignificar nuestra existencia.
Vengo, damas y caballeros, de Tetuán, una ciudad orgullosa de su pasado andalusí y que algunos de ustedes conocen muy bien, tan solo nos separa esa calle de agua llamada Estrecho de Gibraltar. A través de su historia sabemos que es una ciudad que buscó la paz y resolver sus conflictos con sabiduría y buenos pensamientos. Por ello, por ser de Tetuán, la otra tierra de la paz, acudo a la llamada de San Pablo de Buceite sin pensar dos veces en si aceptar o no. Es un honor para mí estar aquí entre ustedes… hablando de paz, de no- violencia, como la catalogaba el gran Mahatma Ghandi en el siglo pasado.
Me considero, yo también, de ésta tierra. Nos unen los valores de la coexistencia y de la convivencia. Nos une la visión de futuro y la pretensión de conseguir, para las generaciones venideras, una vida feliz y llena de entendimiento y de comprensión, de respeto y consideración hacia los miembros de la comunidad sin importarnos ni el color de la piel, ni la etnia o raza, ni el credo que se profese ni el color del pasaporte. Un mundo en que las fronteras deben considerarse como líneas ficticias de una historia geográfica que reinó en el mundo durante siglos y que debe pasar a ser mera anécdota.
Enhorabuena, señor Presidente de la Junta Municipal de San Pablo de Buceite, enhorabuena a cuantos estáis colaborando en que este gran proyecto siga irradiando con sus pretensiones todos los rincones del Universo. Y gracias a todos por enseñarnos que desde aquí… también se piensa en el futuro.
Que todas las bendiciones nos acompañen a todos. Podemos seguir yendo por la vida “en paz”.

1 comentario:

Bernardo Medina dijo...

Estimado Ahmed:
Precioso este artículo dedicado a los Talleres por la Paz de San Pablo de Buceite.
Ahora lo publicaré en www.buceite.com para que lo conozcan todos los vecinos del pueblo.
Gracias y enhorabuena.
Bernardo Medina.