27 julio 2015

Mohamed Samadi, la lealtad.


Recientemente y por una loable iniciativa del Club Nahda de Tánger –Renacimiento- nuestro compañero Mohamed Samadi fue homenajeado en un acto en que se reconoció y revalorizó toda una trayectoria periodística e informativa llena de ejemplaridad y colmada de aciertos, dignas de los ilustres de la información como lo es, también, el amigo Samadi.
Hablar de nuestro personaje es rememorar todo su caminar en lides informativas, básicamente en el terreno deportivo, tanto en papel como a través del micrófono. Una larga y dilatada etapa de un profesional docto en su materia y puesto al día en lo que concierne  datos y referencias; fechas y estadísticas.
Una entrega llena de humildad y de mutismos… Samadi no busca el protagonismo ni el lucimiento propio, se dedica a hacer llevar la información con la minuciosidad correspondiente dejando el lucimiento a los personajes que suelen ser “noticia” o a los acontecimientos que así lo requieran las circunstancias.
Un hombre justo en sus perseverancias y servicial en sus prácticas informativas. Dicho de otra manera, el señor Samadi deleita con su generosidad y con su nobleza todas sus “cuberturas informativas”.
Es, como profesional, muy precavido por respeto a los datos y a las noticias. No arriesga nunca dando datos de rumores si las fuentes de las noticias no son fidedignas, cabal en sus afirmaciones y objetivo en sus declaraciones. Puede decirse que es un enamorado del civismo que exige la información que la madurez impone. Un icono peculiar que ido  abriendo sus sendas dentro de la radio con la dedicación y con la honradez que en sus genes florecen.
Hablar del señor Samadi es hablar de una caballerosidad y de la elegancia en su comportamiento, un profesional lleno de convicciones sanas y de valores incuestionables. Todo un ejemplo a seguir por quienes aspiran a abrirse camino en ésta profesión, cada vez más emblemática, a la vez que conflictiva y llena de antagonismos. Puedo afirmar, sin miedo a posibles  equívocos, que el señor Mohamed Samadi es un baluarte de la vieja, a la vez que joven, escuela radiofónica y mediática en general. Un hombre íntegramente dedicado a la lealtad de esa afición-profesión que tan acertadamente lleva para deleite de sus radioyentes.
Fértil y cada vez más productiva trayectoria, a nivel profesional y personal, le deseo al amigo Mohamed Samadi, caballero de nuestra prensa radiofónica nacional.

                                                                                          Ahmed Mgara.

No hay comentarios: